Estos 5 consejos te ayudarán a reducir tu ansiedad ahora mismo

 

La ansiedad afecta a muchas personas en el mundo. Por ejemplo, si eres de las personas que últimamente ha tenido mucha tensión por las responsabilidades del trabajo o cosas en general, es mejor que empieces a tomarte un tiempo para descansar.

Esto debido a que tal vez presentes ansiedad y esta probablemente se manifieste con ataques de pánico, los cuales podrían hacer que tu vida cambie. Es así que, para ayudarte a controlar ese problema, a continuación, te damos algunos consejos.

Read more

Solo tienes tres minutos para contener el pánico

 

Pasar de la tranquilidad a un ataque de pánico demora un instante. Para evitar esa transición, recurre a tres técnicas de autocontrol: respira hondo, piensa en positivo y  acepta las emociones

Imagen de psicosis la toma de la película de Hitchcook es un emblema del miedo. Si los ataques de pánico son frecuentes puede ser un trastorno, consulte con un médico

Cuando uno en está una situación de riesgo vital, el cuerpo no responde como debería. El sábado cuando Isabel Rivero quedó encerrada dentro de su auto inundado, con agua que le llegaba a la altura del pecho y atrapada en un canal, los dedos de sus manos no marcaron el número de teléfono que ella conocía de memoria.

Read more

“Es un sistema de alarma que falla”

 

ERNESTO ARDITO Y EL DOCUMENTAL ATAQUE DE PÁNICO

El cineasta, que sufrió ataques de pánico entre 2001 y 2008, decidió llevar el tema al cine. Este jueves se estrenará su documental, que incluye testimonios de personas que padecen el trastorno y también se nutre de información brindada por especialistas en el tema.

El ataque de pánico es un trastorno psicológico que hace unos pocos años podía confundirse con enfermedades físicas porque los síntomas de aparición súbita, sin motivo aparente y de pocos minutos de duración, son: taquicardia, dolor en el pecho, opresión torácica, sensación de pérdida de control y miedo a morir. Hubo casos en que la percepción de las personas que lo sufrían lo asemejaba a un ataque cardíaco. Pero no. Se trata de un trastorno psicológico que puede padecer cualquier persona súbitamente. El que lo sufrió en carne propia y decidió contarlo es Ernesto Ardito, co-director del notable documental Raymundo, sobre la vida del cineasta desaparecido Raymundo Gleyzer. Ardito tuvo ataques de pánico entre 2008 y 2011.

Read more

Me hice amiga de mis ataques de pánico y retomé el control de mi vida

 

Tres epifanías se abrieron camino ante mi psique… y cambiaron las reglas del juego

Con 12 años tuve mi primer ataque de pánico. Las manos sudorosas, el corazón desbocado, los temblores y la sensación que todo a mi alrededor se desvanecía; no tenía ni idea de lo que me estaba sucediendo. Solo sabía que no podía controlar mi cuerpo. Era puro terror. Fui a ver a médicos, pasé por una serie de pruebas y me dieron el visto bueno. Aunque aliviada tras saber que no tenía ningún problema médico, vivía con el miedo de que fuera a suceder de nuevo. Y vaya si sucedió. Una y otra vez y otra.

Read more

“La píldora anticonceptiva me provocó años de depresión y ataques de ansiedad”

 

Vicky Spratt, editora de la revista The Debrief, comparte su “pesadilla” personal después de una década tomando anticonceptivos. ¿Cuál es tu experiencia?

“No podía aguantarlo más. Pensé que iba a perder la cabeza. Notaba que estaba perdiendo el control, que mi piel era demasiado débil para soportes el mundo exterior. Todo me afectaba. Me sentía inútil y no podía dejar de sentir miedo hacia todo lo que me rodeaba. Llegué a tener incluso pensamientos suicidas”.

Read more

Cómo tener un mejor autocontrol de ti mismo

 

Todas las personas pasan por momentos de dificultad que deben superar. Pero muchas veces pasa que estas situaciones marcan a una persona de tal manera que llegan a desarrollar un dialogo interno dañino, y se puede volver peligroso cuando se convierte en una costumbre.

Ciertamente, nadie se salva de encontrarse con un problema imposible de resolver, ya sea por la complejidad del mismo, o porque no contamos con las herramientas suficientes para resolverlo. Y en esos momentos, es cuando aparece la ansiedad, ya que sentimos que ese problema que no podemos resolver nos amenaza.

Cuando aparece la ansiedad, suelen llegar diálogos internos que solo tienen como función reforzar las ideas negativas y devolvernos el dolor. Lo peor es que cuando nuevas experiencias vienen a nuestras vidas, esta voz interna solo nos hace reaccionar negativamente.

Ante esta ansiedad, la persona tiene pensamientos negativos, que se repiten sin parar provocando que aumente la angustia hasta un punto intolerable.

Read more

Cuando la angustia lo domina todo

 

En un ataque de pánico la persona queda paralizada y su psiquis se desorganiza. Por qué no hay que “tapar” el sufrimiento y es necesario ir a la raíz del problema. Qué pasa con los adolescentes. Abordajes actuales

0018954732

Cuando una persona sufre un ataque de pánico queda presa de una gran angustia, reacciona como alguien que sorpresivamente se encuentra ante un peligro repentino, enorme. Sobreviene un estado de no preparación psíquica para enfrentar lo que le pasa. El individuo (niño, adolescente, hombre o mujer) no puede protegerse, y siente que tampoco está a su alcance articular las defensas necesarias que le permitirían resguardarse. Prevalece entonces una sensación de desorganización psíquica, de “arrasamiento” subjetivo, quedando paralizada la persona, y no pudiendo reconocerse a si misma en ese estado.

Read more

Agorafobia, el universo Matrix del miedo

 

Los agorafóbicos buscan de manera constante “encontrar los síntomas” y premeditan, una y otra vez, las situaciones a las que se pueden enfrentar.

_mv5bymziodmyytmtnja5nc00zdezltk2mmetntkynmzjnwi2mdvkxkeyxkfqcgdeqxvynjy0ndq1mtcv1sy1000sx1600al_293df00a

Cuando Keanu Reeves, el actor que encarna al protagonista de Matrix, despierta de su letargo, descubre que hasta entonces no había sido dueño de su vida y eso, precisamente, les ocurre a las personas que sufren agorafobia, un trastorno que les adentra en un mundo desconocido controlado por el pánico.

El término agorafobia hace referencia al miedo a espacios abiertos, pero engloba “mucho más”, según destacan diversos psicólogos. Y es que, más que un trastorno, es una forma de comportarse para no volver a sufrir un estado “de vulnerabilidad previo frente al miedo”, explica Rubén Casado, psicólogo de la Asociación Madrileña de Agorafobia (Amadag).

Read more

Agorafobia, cuando el miedo al exterior domina tu vida

 

Las mujeres son más propensas a sufrir esta patología por cuestiones hormonales y psicológicas

agorafobia

Cuando estás triste, cansado o temeroso, tu hogar es el único lugar en el que quieres estar para librarte de todos tus males. Pero, ¿qué ocurre cuando tu miedo hace que no te puedas desprender de ese “sitio seguro” y acabes aislándote del mundo? A pesar de lo que puede parecer, cada vez son más las personas que sufren esta situación, cuya patología es recogida por los especialistas bajo el nombre de agorafobia.

Pero, ¿qué es realmente la agorafobia? Erika Marqués Rodríguez, psicóloga del Centro de Psicología Aaron Beck, afirma de ella que, aunque se ha malentendido tradicionalmente como sólo “miedo a los espacios abiertos”, esto es en realidad una simplificación errónea. Según explica la experta, la quinta versión del manual de los trastornos mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría –conocido como DSM-5- la define como miedo o ansiedad acusados que aparecen con dos o más situaciones típicas, como pueden ser los transportes públicos, los lugares abiertos, hacer colas, estar en medio de una multitud y/o estar solo fuera de casa.

Read more

Mundos íntimos. Nunca quise tomar psicofármacos, hasta que me convencieron

 

Ataques de pánico.

El miedo al miedo la acercó a los ansiolíticos y antidepresivos que ya habían definido la vida de su mamá. La autora cuenta cómo es crecer en una familia que se quería pero era disfuncional y cómo la terapia la ayuda hoy a bajar la medicación. Por Laura Beilin.

laura-necesitaban-fotos-lucia-merle_claima20160909_0269_28

Nací en el Otamendi y viví en La Lucila hasta que a mis cinco años nos mudamos a Olivos. Fui al San Andrés. Mi casa de Olivos era grande y linda. Tenía una magnolia, un árbol de paltas, una pileta, dos cuartos de servicio y una cancha de pelota paleta. Un living principal y un comedor diario. El living principal tenía piso de parquet y no entrábamos nunca para no arruinar lo que enceraba la mucama. Un día el parquet, otro día los bronces, las cosas de plata, y así.

Mi casa de Olivos estaba enfrente de la vía muerta, que de muerta poco tenía porque estaba re viva: tenía electricidad y la gente cruzaba igual por más signos y calaveras y avisos de muerte. Teníamos heladería, plaza, Iglesia y almacén de latas de galletitas sueltas y libreta para anotar. Teníamos una librería de útiles escolares con cuenta corriente y la vinería a dos cuadras … Con cuenta corriente también.

Read more

A %d blogueros les gusta esto: