Chia: contraindicaciones y efectos secundarios. ¿Su consumo excesivo puede provocar un ataque de pánico?

Es sabido todos, los indiscutibles efectos beneficiosos en nuestra salud gracias a la semilla CHIA, sin embargo poco se habla de sus efectos secundarios y contraindicaciones.

semillas-chia

Como contraindicaciones y efectos secundarios al consumir semillas de chía se debe prestar especial atención a aquellos usuarios que tomen cierta medicación para bajar la tensión arterial ya que esta semilla tiene la propiedad de reducir la presión sanguínea por su efecto vasodilatador. Igualmente, como caso aislado, quienes sufran alergia a ciertas plantas pueden resultar afectados por el consumo de chía.

La chía por lo tanto tiene contraindicación para las personas Hipotensas (presión arterial baja).

Otra de las contraindicaciones es para quienes toman medicamentos anticoagulantes, esto se debe a que las semillas contienen omega 3, el cual actúa como anticoagulante natural y puede potenciar el efecto de la medicación favoreciendo la aparición de hematomas o elevando el riesgo de hemorragias.

Por lo mismo, la chía es desaconsejada para quienes toman aspirinas y/o tienen programada una cirugía.

La chía tiene la propiedad de disminuir los niveles de glucosa en la sangre siendo muy beneficiosa para los diabéticos, pero pueden potenciar el efecto de la medicación y bajar demasiado los niveles de azúcar en la sangre. Por lo tanto la chía está contraindicada para quienes toman medicamentos contra la diabetes o reciben insulina.

Para quienes sufren de ataques de pánico, por detonantes como una hipoglucemia reactiva, el consumo permanente y excesivo de chía podría explicar en parte la causa de esos ataques de pánico. Ésto último aun no ha sido comprobado científicamente.

Las semillas de Chia contienen un tipo único de fibra soluble que se expande alrededor de nueve veces su peso, creando un gel cuando se combina con fluidos, este gel ayuda a reducir la absorción de los carbohidratos que consumimos.

El gel mencionado que se forma en el estómago crea una barrera física entre los carbohidratos y las enzimas digestivas que los disuelven, de forma que disminuye la conversión de carbohidratos en azúcar.

Es interesante comprender además que los hidratos de carbono ayudan a liberar serotonina. Las personas con crisis de angustia o ataques de pánico, poseen niveles comunmente bajos de serotonina.

Irónicamente, las proteínas promueven el estado de alerta y los carbohidratos crean un efecto calmante (por la liberación de serotonina).

Así que si usted necesita calmarse o reducir los ataques de pánico,debería reducir la ingesta de proteínas y aumentar los carbohidratos en su dieta. Y si usted necesita una «levantador de ánimo» o si usted tiene depresión, agregue más proteínas en su dieta y menos hidratos de carbono.

Todo lo anterior nos podría hacer pensar que la Chía puede tener algo que ver en las crisis y ataques de pánico. Esto aun no está científicamente avalado, y sería interesante conocer casos probados en que el consumo/ausencia de Chía implica un aumento/descenso de las crisis de pánico.

Lamentablemente, aun no hay una terapia 100% efectiva y definitiva, las causas de los ataques de pánico varían de acuerdo al especialista médico que vea el caso. Pero eso es tema para otro Post.

Fuente 1

Fuente 2

Fuente 3

Fuente 4

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: